En esta nueva entrega me pongo con algo un poco más serio, pero que no deja de ser interesante. Os voy a recomendar Azincourt de Bernard Cornwell, un libro de novela histórica. Como casi todo de lo que hablamos por aquí no es un libro nuevo porque tiene más de 10 años.

AMBIENTACIÓN

Este libro trata sobre una de las batallas decisivas de la Guerra de los Cien Años. Ambientado a principios del siglo XV nos cuenta la historia de un joven arquero inglés. A lo largo de sus vivencias vemos el trascurso de una campaña de la Guerra de los Cien Años y cómo era la vida de arquero en aquella época.

Enrique V comienza su reinado de manera muy beligerante porque decide llevar la contienda a terreno francés.

En este momento comienza la historia de nuestro joven protagonista Nick Hook, que junto con los arqueros de su Lord llega a Londres preguntándose si habrá guerra y por qué le han sacado de su pueblo por primera vez. Cualquier cosa puede ocurrir para que este joven guardabosques llegue a convertirse en un ARQUERO.

El libro culmina con la batalla de Azincourt. Fue una batalla tan relevante porque para Francia resultó moralmente demoledora. Aunque varían las cifras según las fuentes (han pasado 600 años) lo que estaba claro es que el ejército francés superaba al inglés en una proporción de 3 a 1. Con todo en contra ganaron la batalla los ingleses capturando a varios importantes nobles franceses.

EL ARCO LARGO INGLÉS

¿Cómo pudieron los ingleses ganar la batalla?

Obviamente hay varias razones, pero la principal y que es el hilo conductor de Azincourt de Bernard Cornwell es el arco largo inglés. Por eso nuestro protagonista es el mejor arquero de su región. wink

Hasta la llegada de la pólvora a Europa había 2 tipos de armas a distancia: arcos y ballestas. Cada uno con sus pros y sus contras.

El arco tenía como positivo una mayor cadencia de tiro. Un buen arquero era capaz de lanzar más de 6 flechas por minuto frente a los 2 virotes por minuto de una ballesta. Otro punto fuerte es el alcance porque un arco era capaz de llegar a más del doble de distancia que una ballesta.

Por el contrario, hacía falta mucha fuerza y mucho entrenamiento para poder lanzar con arco y cualquiera era capaz de tirar con una ballesta. Hay una anécdota muy graciosa en el libro del típico caballero rico que desprecia a los arqueros pobres. Le retan a tensar un arco poniendo la cuerda en la oreja (como hacían los arqueros al disparar) y hace el ridículo porque no es capaz.

Por otra parte, arco largo inglés no era fácil de conseguir. Si bien la materia prima sí lo era porque se fabricaba con una rama de tejo de unos 180 cm, su elaboración era compleja ya que el proceso duraba más de 2 años. Un año para preparar la madera y otro para darle forma.

Para mantenerlo en condiciones óptimas los arcos se llevaban sin encordar para que la tensión de la cuerda no deformase la madera. Un buen arquero debía ser capaz de encordar su arco en 3 segundos.

¿Cómo consiguieron los ingleses tener arqueros entrenados y en gran número? De hecho, unos dos tercios de su ejército eran arqueros.

Pues fue gracias a su rey Eduardo II que un siglo antes, a comienzos de la Guerra de los Cien Años, promulgó una ley por la que los varones entre 16 y 60 años debían practicar con el arco todos los domingos y festivos.

AUTOR

Bernard Cornwell es un novelista inglés que tiene editados más de 50 libros traducidos a 23 idiomas. En el año 2000 fue elegido por los lectores británicos como uno de los 25 mejores escritores ingleses del siglo XX.  Toda su obra se basa en novela histórica inglesa con una documentación y facilidad de lectura magistrales. Especial mención merece la saga de Sajones, Vikingos y Normados, ambientada en el siglo X durante la formación de la actual Inglaterra, que tiene una serie en Netflix. ¡¡Seguro que pronto hacemos una reseña!!

MI OPINIÓN

Azincourt de Bernard Cornwell no es su novela más famosa, pero tiene muchas cosas que me encantan. Especialmente todo lo relacionado con el arco largo inglés. Yo desconocía la importancia del arco largo inglés en la época y a lo largo del libro vemos que tiene muchos detalles alrededor: cordaje, fabricación/reparación/reciclaje de flechas, aljabas… Nick se cree un buen arquero, pero si no tienes el material adecuado, bien cuidado y la experiencia que dan los años en la guerra, eres un chico con puntería. Para ser un buen arquero necesitabas buena puntería y ser un buen artesano del arco y las flechas.

Otro aspecto que me ha gustado es que desmonta el mito de los caballeros de bonita armadura y sonrisa radiante. De siempre hemos tenido en la mente que los buenos guerreros luchaban con espada y que los débiles y delgaduchos eran los que manejaban el arco. Aquí te desmontan esos prejuicios para exponerte otra realidad totalmente distinta. Los ricos tenían dinero para comprar espadas y armaduras, en cambio los pobres tenían arcos y debían practicar con ellos. Hacía falta mucha fuerza y mucha práctica para tensar un arco.

Como punto flaco diría que los personajes son un poco los típicos. El ‘Bueno’ es un chico pobre que se enamora de la ‘Chica Guapa’. El ‘Malo’ es un noble rico que se encapricha de la ‘Chica Guapa’ aunque ésta prefiere al ‘Bueno’. Puede resultar una historia poco creíble ya que la hemos visto en infinidad de ocasiones. De todas formas, los puntos fuertes pesan mucho más que este lunar en la trama.

Si quieres ver qué otras cosas nos apasionan date una vuelta por el CUEVENANT. No te defraudará!!!

Acerca del autor

Fundador, cronista, turrador, voceras...

Todo empezó con un Risk, el Warhammer 40k de la comunión de CaesAres, la Super Nintendo de Rando y el juego de rol de Star Wars en el comedor con "los mayores".
Después vinieron los Battle Masters, Civilization, el clan Los Imposibles de XBox, los juegos de rol de El Señor de los Anillos, Stormbringer, Mutantes en la Sombra...
Actualmente Blood Bowl (en Fumbbl), muy fan de Aristeia!, Descent, D&D5 y Aventureros al Tren con las visitas.
Aunque realmente a lo que más juego ahora es al Virus, Doubble, Catán Junior y La Herencia de la Tía Ágata...