Crónicas de Chuster: Garrapatos vs Hobgoblins

Partido de 2ª ronda de la GreenSkins Cup de El Covenant: Torneos

Maquinator abrió la ventana y contempló el cielo de aquella mañana. Ni una nube en el cielo empañaba la magnífica estampa que auguraba un tiempo magnífico para el partido que enfrentaría a su equipo contra el de Chuster. ¿Por qué tenía, sin embargo, la sensación de que Nuffle iba a hacerle la puñeta hoy? Había sentido esa misma sensación muchas veces, pero hoy un escalofrío le recorrió la columna. Algo malo se avecinaba…

Eso malo que se avecinaba era el partido Bolas Pelonas vs Chacales de Chuster, celebrado en el estadio de los primeros con abundantes aficionados asistentes, nada menos que 13k por el lado Garrapato y 10k por el lado Hobgoblin. El estadio vibró con los vítores cuando los Star players hicieron su aparición en el campo. Ahí estaba de nuevo Fungus, listo para el combate. Pero… ¿Dos Nobbla? ¿Se había atrevido un impostor a saltar al campo con una motosierra para emular al Star Player? El tiempo iba a decidir cuál de los dos era el auténtico…

«¡¡¡Esto con Jordell no pasa!!!» y entre todos empezaron a buscar a Eki con cara de pocos amigos solo por mencionar al elfo…

COMIENZA EL PARTIDO

Y saltaron al campo! Los Chacales de Chuster se colocaron en ataque, y ambos Nobbla se miraban desde sus respectivos campos, agitando sus motosierras bien aceitadas para el partido. El primer movimiento del partido: placaje de Cochinillo sobre Bululitoooooo que se retira al KO. Pero no se iba a quedar solo mucho tiempo… Tábano tropieza «por accidente» sobre Undresssitooooo que se va KO con él. Chemiball derriba a Cochinillo en venganza y deja el camino abierto para que Nobbla se arroje sobre su sombra… que desaparece del campo herido de gravedad! Parece que el Nobbla falso era otra treta de Chuster y sus secuaces, mientras que el auténtico se ríe del fracasado que no llegó a mover ni una casilla.

Esto enfada gravemente a Buitre, que había gastado dos oros en papel maché y cartulina, y responde con un KO a Danitoon. Adritoon es el siguiente en irse KO con otro tajo de Ratilla. 4 son los jugadores KO de Bolas Pelonas, y Gusanete avanza por la banda con el balón ahora que se empieza a despejar el campo. Chemiball decide tomar la iniciativa de su equipo y empieza a derribar jugadores, y prácticamente no se detendría en ello el resto del partido, convirtiéndose en el terror del equipo contrario.

Por desgracia, los demás placajes siguen fallando y Nobbla aplica demasiada potencia a su motosierra y se va boca abajo pese a desperdiciar un valioso reroll, lo que da una oportunidad de oro a los Chacales, que aprovechan la superioridad para rodear a Chemiball que, sin saber a dónde mirar, recibe un tajo rastrero de Ratilla, que le convierte en el 5º KO del equipo.

Hay un intento de devolver golpe por golpe, pero los garrapatos no aciertan o se niegan a entrar al combate, y ni azuzándolos a base de reroll consiguen derribar a ningún oponente. Hay pisotones infructuosos por ambos bandos, pero con el paso de los turnos la verdad se va haciendo más y más evidente: la superioridad numérica ha aupado a los Chacales de Chuster a una posición donde su juego sucio resulta determinante. Gusanete entrega el balón a Escarabajo, dándoselo claramente a la mano y encarándole en la dirección correcta, por lo que corre hacia el touchdown bien cubierto por sus compañeros, que acosan al equipo garrapato como chacales (especialmente Chacal, el jugador favorito de los Chacales, claro).

Nobbla, sorpresivamente, se pone en pie y derriba a Buitre a la vasca, con la motosierra sin encender cual maza medieval. Pero la verdadera tragedia está sucediendo apenas unas yardas más abajo. Chusterpoof el garrapato, admirador en secreto de las rastreras tácticas del entrenador oponente, se niega a atacar! Es obligado a hacerlo a base de reroll, pero negándose a romper sus principios, fracasa con doble calavera y se destroza de un mordisco su propia armadura, arrancándose medio cuerpo en el camino.

Tras 12 segundos de silencio en homenaje al animalito caído, alguien tose y se reanuda el partido. 5 KOs y un muerto, contra un herido. 5 contra 10. Lo que viene siendo un abuso de manual. Pero aún no acaba la cosa ahí. Rechecitooooo se va herido con el siguiente placaje, Nobbla es rodeado y echado KO del campo, y los tres! jugadores goblins que quedan se agarran las túnicas y se preparan para los 3 turnos que los Chacales van a stalear con el balón al borde del touchdown.

El lado bueno es que sólamente dos tienen que sufrirlo, porque es SoyGrititoooo el siguiente herido de un rastrero pisotón. Sólo un valiente goblin y un garrapato siguen en el campo. Y es este último, PataPolluf, el que se levanta, se quita un oponente de un cabezazo y corre a amenazar al balón. El goblin, Fray-Leoncitooo se anima a imitarle, pero tropieza en su alocada carrera y, ya sin reroll, y se rompe espectacularmente el cuello a los pies de su compañero. Pero poco más pueden hacer, ya que 9 jugadores hobgoblin se lanzan a rodear al bravo garrapato, mientras Escarabajo discute con el árbitro sobre tíos macizos (entendemos que se referían a tipos duros, pero nunca se sabe lo que quiere decir un hobgoblin). El turno acaba con el pobre PataPolluf rodeado y pisado sin piedad, mientras se marca el 1-0 para los Chacales!

Con el cambio de turno, ambas motosierras son expulsadas al no tener claro el árbitro cuál de las dos «es la buena, así que fuera las dos y listo». Pero OJO! que los hobgoblins se han confiado en exceso y despliegan sobre el campo como si hubiera terminado la primera parte, cuando en realidad queda el último turno de la primera parte. Con los ojos muy abiertos, una minisonrisa en los labios, Maquinator apresta silencioso a sus jugadores, temeroso por un instante de que sea demasiado bueno para ser verdad. Sus jugadores se recolocan una casilla mientras vuela el balón y se desata el infierno. Pese a haber recuperado solo a tres KO, la venganza vuela libre en manos (digo dientes) de los garrapatos que, en un solo turno, consiguen la escalofriante cifra de 1 KO y 2 heridos graves!!!

COMIENZA LA SEGUNDA PARTE

Fungus ha sido rápidamente expulsado, pero ha merecido la pena para las Bolas Pelonas, que se relamen los labios ante las posibilidades de remontar el partido. 2 de ellos regresan al campo por uno de los Chacales, con lo que saltan al campo 8 garrapatos vs 10 hobgoblins, pero la diferencia de fuerza es determinante entre las bolas rojas rebosantes de colmillos y los rastreros goblinoides. Plantándose de nuevo cara a cara, arranca la segunda parte, con las Bolas Pelonas al ataque.

El balón vuela corto y cae muy cerca de la línea de placaje, que se aplica mucho más que en la primera parte, con EkiCrazy hiriendo de gravedad a Comadreja, y haciendo desaparecer la superioridad numérica de los hobgoblins. El medio del campo es una maraña de colmillos mientras Undresssitooooo recoge el balón y lo retrasa por seguridad ante tanta violencia, lo que los Chusteros aprovechan para lanzarse sobre él. Rubitoon ve la situación y se lanza a despejar la zona subido a su garrapato. Y vaya si la despeja, dejando herido grave a Moscardón. Desaparece con él la sombra de la primera parte, y las bajas recibidas han sido metódicamente reflejadas en el equipo contrario, que reduce el enfrentamiento a un 8vs8 donde los dientes enormes tienen las de ganar. Podrán?, nos preguntamos todos. Podrááááááán??

Pues de momento parece que no, porque Danitoon sucumbe a la infinita hambre que acosa a su montura que se va del campo indemne pero inútil en un momento en que es muy necesaria su presencia. Se suceden a continuación los golpes y las esquivas sin mayor consecuencia, hasta que ChemiBall y compañía se ponen a repartir mamporros y en un turno dejan el campo sembrado de 3 jugadores boca abajo. En respuesta, los Chacales se ven forzados a agruparse desesperadamente sobre el portador del balón, pero Hiena, tropieza en dicho empeño y se queda KO al estamparse contra el suelo en una esquiva vergonzosa, de esas que no la salva ni un reroll. 4 son los Chacales en el suelo, pero a ChemiBall esta ventaja temporal no le parece suficiente a ChemiBall, que se acerca a Cochinillo y le arranca el torso hasta las rodillas, dejando en el campo solo la cabeza y las piernas del desgraciado jugador.

Con la suerte igualando al fin el partido, hay 7 jugadores de las Bolas Pelonas en el campo (con 8 fuera, 1 reserva, 1 KO, 2 heridos, 2 muertos, 2 expulsados) vs 6 Chacales (con 8 fuera, 2 KO, 2 heridos leves, 2 graves, 1 muerto, 1 expulsado). Undresssitoooo decidió que no se iba a quedar esperando a que cambiasen otra vez las tornas, y corre hacia la banda a toda mecha. Sólo un jugador sigue en pie para poder alcanzarlo, pero está cercanamente marcado por Rubitoon, que le impide el paso. Todo parece indicar que los Bolas van a arrancar el empate de las codiciosas manos de Nuffle.

Cuevo, milagrosamente, llega hasta el portador del balón, gastando el reroll oportuno. Los mamporros vuelan de nuevo hacia su equipo, pero oh, desastre! Pues Nuffle no está dispuesto a que se le arranque nada, y Patapolluf, al pegar un mordiscazo a Piraña, que cae boca abajo, se traga sin querer su casco, lo que le provoca una fulminante y letal indigestión, tratable solo por un sepulturero o un sacerdote con el hechizo Resurrección preparado esa misma mañana. Undresssitoooo es arrinconado al borde mismo del campo, pero al ser consciente de que su mamá le mira desde el público no solo esquiva a sus marcadores, sino que completa un pase a la mano a favor de CaesAresitoooo que corre por el centro del campo cual conejillo jugetón!!!… hasta que se cae por no correr como Nuffle manda. Ante esta oportunidad de oro, Gusanete recoge el balón y con presteza y un reroll pasa el balón a Escarabajo que avanzaba ya por el campo contrario dispuesto a marcar el 2-0. No llega tampoco demasiado lejos, porque es rápidamente rodeado y ChemiBall, implacable en cada acción del partido, lo derriba sin contemplaciones.

El partido se vuelve más y más crítico cuando Rubitoon siente un burbujeo en el estómago y se va del campo a por unas hamburguesas. Quedan 6 jugadores Chacales y sólo 5 jugadores de las Bolas Pelonas, y únicamente tres de ellos tienen manos con las que llevar el balón! CaesAresitooo está situado para recibirlo, Undresssito para recogerlo, pero Rubitoon está derribado y rodeado por dos Chacales (no confundir con Chacal, que está KO fuera del campo). Los Chacales de Chuster los rodean y se acercan al balón para intentar el robo de última hora. Cualquier cosa puede pasar en este momento!

Pero lo que pasa es que CaesAresitooo, rodeado como está cae al esquivar a sus tres rivales, y ni repetir por esquiva le salva de caer al suelo. Ante esto, Escarabajo se sitúa en el touchdown dispuesto a recibir el pase de Gusanete, que esquiva y recoge el balón con maestría… Pero falla el pase, con tres jugadores sobre él mientras lo intenta. Termina así esta batalla camp… digo este partido con el resultado final de 1-0 para los Chacales de Chuster, con un saldo total de diez jugadores fuera por el lado de Maquinator y ocho por el lado de Chuster.

Tras comentar las jugadas más atípicas, ambos entrenadores se desearon mejor suerte para próximos partidos, dando fin al encuentro.

DISFRUTA LAS ESTADÍSTICAS DEL PARTIDO

Dejo por aquí la Replay del partido.

Si te apetece ver otras crónicas o artículos molones de Blood Bowl están en esta sección de El Cuevenant.

Acerca del autor

Chuster
Fundador, cronista, turrador, voceras...

Todo empezó con un Risk, el Warhammer 40k de la comunión de CaesAres, la Super Nintendo de Rando y el juego de rol de Star Wars en el comedor con "los mayores".
Después vinieron los Battle Masters, Civilization, el clan Los Imposibles de XBox, los juegos de rol de El Señor de los Anillos, Stormbringer, Mutantes en la Sombra...
Actualmente Blood Bowl (en Fumbbl), muy fan de Aristeia!, Descent, D&D5 y Aventureros al Tren con las visitas.
Aunque realmente a lo que más juego ahora es al Virus, Doubble, Catán Junior y La Herencia de la Tía Ágata...