Si hay una serie que por originalidad, formato, actores, guión, temática… y todo lo que queramos añadir ha triunfado en los premios Emmy de 2019 y me ha cautivado ha sido Fleabag 

Yo no estoy acostumbrado a ver comedias, aunque he crecido viendo las clásicas sitcom de los años 90 (‘El príncipe de Bell Air’, ‘Cosas de casa’, ‘Salvados por la campana’…) Pero es cierto que, aunque su función la cumplen a la perfección (entretener), no tienen nada que ver con las series de ficción de hoy en día. Y para mi es una razón de peso para no sentarme en el sofá, delante de un televisor, y dedicar mi tiempo a ver una serie muchas veces con un guión deficiente y que no me aportan nada. Por eso, quiero explicarte por qué tienes que ver Fleabag.

Sinopsis de Fleabag

La sinopsis de la serie es bien sencilla: Fleabag (algo así como piojosa, en inglés), es una londinense metida en la treintena con una fuerte crisis vital después de perder a su mejor amiga y que vive obsesionada con el sexo. La serie nos va a contar el día a día de este personaje, utilizando el humor negro tan característico de los británicos. Vamos a ser partícipes de sus deseos, sus delirios, su locura, su desequilibrio emocional… En definitiva, vamos a ser cómplices de ella.

Por qué tienes que ver Fleabag

Fleabag (no tiene nombre), es una mujer que se sale de las normas. En una sociedad como la británica, nos encontramos ante un personaje que sufre una fuerte crisis existencial debido a su sitación familiar y personal. Podríamos definirla como una mujer pervertida, enfadada con el mundo, perturbada emocionalmente, y que vive obsesionada con el sexo. Si bien no hay nada explícito (no se ve carne), esta serie no es apta para todos los públicos. En cada episodio, Fleabag nos va a contar sus deseos sexuales con toda clase de detalles, y lo va a hacer mirándonos a nosotros, al espectador. De hecho, vamos a ver cómo, nada más empezar la serie, nuestro personaje va a masturbarse viendo un discurso de Barack Obama. Así es Fleabag.

Fleabag se burla de sí misma en todo momento, ironizando sobre su vida. Recordemos que no sólo ha perdido a su mejor amiga, sino que también perdió a su madre, su padre rehízo su vida con una mujer más joven que él y con quien Fleabag no tiene trato, no se habla con su hermana, su negocio es una ruina, utiliza a los hombres para satisfacer su deseo sexual… Es un humor 100% británico: absurdo e irónico.

Uno de los puntos que hace más interesante esta serie es cómo utiliza la cuarta pared. Nuestra protagonista es capaz de romperla, ese muro invisible e imaginario que separa a Fleabag de nosotros. Nos va a hacer partícipes en todo momento de su lujuria, y vamos a ser cómplices de ella. Ésta técnica está trabajada a la perfección, tan pronto la protagonista está en la serie como se engrandece para estar por encima de todos los personajes que aparecen en ella. Magnífico.

La serie, disponible en Amazon Prime, consta de dos temporadas, 12 capítulos en total, y la duración de cada uno de ellos es de apenas 25 minutos. Más fácil de ver, imposible.

Phoebe Waller-Bridge

Phoebe Wallet-Bridge es la culpable de todo. Ella es la creadora, guinista y protagonista de la serie, y por supuesto el 100% del éxito de Fleabag se lo debemos a ella. 

Fleabag nació como un monólogo de apenas 10 minutos creado por Waller-Bridge para participar en un festival de comedia. Después, se convirtió en una obra de teatro de una hora de duración que fue interpretada en Edimburgo y que atrajo el interés de la BCC por llevarlo a la pequeña pantalla. Y ahora estamos ante esta formidable serie.  

sWaller-Bridge tiene en su haber 28 premios, de los cuáles 24 los ha conseguido con la serie ‘Fleabag’ y 1 con ‘Killing Eve’, de la que también es guionista. Destacan los 3 premios Emmy conseguidos en 2019 (mejor serie de comedia, mejor guión de comedia, y mejor actriz protagonista de comedia), en una ceremonia en la que competía, por ejemplo, contra la última temporada de ‘Juego de tronos’.

¿Aún te preguntas por qué tienes que ver Fleabag?

Si quieres ver qué otras cosas nos apasionan date una vuelta por el CUEVENANT. No te defraudará!!!

Acerca del autor

Menos friki que alguno, más borracho que muchos. Le da igual a qué jugar, mientras haya al menos una cerveza por medio.